sábado, 20 de septiembre de 2014

Friands

HOLAAAA!!! sííííííí, no he desaparecido del mundo, ni me han abducido los aliens! Ya estamos de nuevo de vuelta, con el tiempo justito justito, más que justito.

Últimamente, tengo la necesidad, de ponerle un par de horas más al día, a ver si así puedo hacer todo lo que tengo pendiente, y ver a todas las personas que por un motivo u otro, he dejado aparcado, o nos hemos dejado aparcad@s mutuamente, por la misma razón. De verdad esto es un círculo vicioso, yo no quedo contigo porque no tengo tiempo ni para ... ejem, ejem, así anda uno después, que no funciona ni el bífidus, y tú no quedas conmigo por culpa de... eso es, el tiempo.

Pues lo que os comento, la verdad es que última y afortunadamente, no tengo tiempo, prácticamente para nada, ando a la carrera a todos lados, menos mal que me he sacado el carnet XDD. Y ha sido en uno de estos viajes de idas y venidas, donde me topé, con un nuevo dulce. Bueno, nuevo, nuevo, no es exactamente, pero si que lo es  en mi recetario, y en mi cocina.

Salía de hacer unos recados, cuando pasé por delante de una pastelería, típicos pasteles perfectos, deliciosos, que huele que alimenta desde 20 km a la redonda, con su entrada tooooda mona de maderita, si tenía hasta un buda de piedra, (ya entiendo porque se representa a Buda gordito y bonachón) y así me topé con ellos.... unos dulces, alargados, tostaditos, con una pinta deliciosa sin ser espectacular, dicho y hecho entro en la pastelería y me compro uno, que desapareció en menos de 5 segundos, me giro y le pregunto a la pastelera el nombre del dulce, FRIAND, no se me ha olvidado. XDD

Pues hace unos días, como dos o tres semanas, (para que mentir) los recordé, con lo que una hora de búsqueda y mucho antojo después, obtuve como resultado esta delicia....



Los friand, o financiers como se les conoce en nuestro país vecino Francia, se caracterizan por su forma alargada, (aclaro que no tengo los moldes, de ahí las cápsulas de magdalenas) y por el afán de confundirlos con un pan. Se han hecho muy populares en Australia y Nueva Zelanda. En mi búsqueda por la web, los he visto de todas las formas y tamaños, al igual que hay miles de recetas, me puse poco a poco, y fui cogiendo un ingrediente de una, esto de la otra, esto porque a mi me parece y me da la gana, y he hecho mi versión particular, que ha sido muy popular en el salón de mi casa. :)
Para esta receta necesitaremos:
  • una pizca de sal
  • 200 gr de azúcar glas
  • 120gr de almendras molidas
  • 60gr de harina
  • 5claras de huevo
  • 170gr de mantequilla sin sal.
  • una cucharadíta de vainilla
  • ralladura de 1/2 limón 
  • ralladura de 1/2 lima
  • una pizca de bicarbonato
  • Chocolate para fundir se puede sustituir por nutella, o marca blanca.
Como de costumbre nos aseguramos de tener todos los ingredientes, y precalentamos el horno a 180º.
Ponemos la mantequilla en un recipiente o como llamamos en Asturias un cazo (olla pequeña). Fundimos con cuidado de que no se queme, la dejamos templar.
Chocoboss

En otro recipiente, tamizaremos la harina, y el azúcar glas, incorporamos las almendras molidas, las ralladuras, la sal, una pizca de bicarbonato, la vainilla, y por último la mantequilla fundida y templada.

Chocoboss
Montaremos las claras a punto de nieve, y cuando las tengamos listas, las incorporamos con los ingredientes secos, con movimientos envolventes, y poquito a poco. Cuando los ingredientes estén bien integrados repartimos la masa en los moldes, en mi caso de magdalenas, llenamos las cápsulas un poco más de la mitad.

Chocoboss
Chocoboss













Una vez que tenemos las masa en las cápsulas, dejamos caer un poquito de chocolate fundido por encima con una cucharilla, y al horno unos 15-20 minutos, hasta que veáis que la superficie está dorada.
Y a disfrutar!!!


Chocoboss

Chocoboss

Chocoboss

Chocoboss

Chocoboss

Una vez más agradeceros a tod@s el tiempo que os lleva leerme, vuestros comentarios, y paciencia! Besos y abraz@s a tod@s.